Alemania y Brasil vuelven a verse las caras con el recuerdo fresco en la mente del humillante 17 que sufri la Canarinha en su propio Mundial hace ya cuatro aos.