Un personaje nunca debe ser exactamente quien el lector cree que es cuando lo presentas. Incluso si este mantiene una consistencia increble, debes aadirle profundidad con el fin de convertir un inicio slido en una historia de amor significativa y completa.