EXHORTAMOS aun en medio de la agresin sangrienta que es lanzada en contra nuestra desde hace meses a los habitantes rabes del Estado de Israel a mantener la paz y participar en la construccin del Estado sobre la base de plenos derechos civiles y de una representacin adecuada en todas sus instituciones provisionales y permanentes.