La historia cuenta que en la prehistoria los hombres primitivos coman dulces, ya que estos ya combinaban los alimentos con savia de arce o de abedul, con miel silvestre o con frutas. En el neoltico se mezclaban sobre piedras calientes consiguiendo los pasteles ms primitivos de la historia.